Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2012

Halloween

Al verlas, el niño les gritó con miedo "¡Brujas!" y salió corriendo. Una de las niñas, caracterizada y pintada para presentar su trabajo práctico sobre "cuentos de terror", salió tras él. El niño corría por todo el patio de la escuela mientras ella lo llamaba, pensando que quería agredirlo. Cuando el jovencito se cansó de correr, se dejó alcanzar. "Yo te quería decir - increpó la niña - que es ofensivo para mí, por mi religión, que me llames 'bruja' de esa manera, como si fuese algo malo". "¡Ah, yo no sabía! - dijo el chico, mas tranquilo - perdóname entonces, me hubieras avisado!" - "¡Yo te quería avisar – explicó ella -, pero no parabas de correr!"
Con este breve relato, que no es ficción sino una anécdota, quiero referirme a una de las celebraciones paganas más difundidas y al mismo tiempo más vapuleadas en la actualidad desde sectores religiosos y no tanto, que es Samhain, comercialmente conocido como Halloween. Puede parece…

Cruz Celta para una consulta sobre el amor

La sala estaba muy bien iluminada por una ventana que daba al Parque Rivadavia. Era un radiante día domingo, por lo que la dueña de casa podía permitirse dejarla abierta de par en par. La suave ondulación de la cortina permitía adivinar que la brisa cálida llegaba al cuarto piso con amigable ímpetu.

La consultante venía por primera vez, por lo cual la anfitriona quería causar una buena impresión. Se trataba de una amiga íntima de una consultante de muchos años y, aunque no solía recibir a nadie los domingos, decidió hacer una excepción.
Tal como sospechaba y pudo confirmar después, el caso no era de vida o muerte y no requería de atención urgente, pero no quiso quedar mal con una consultante que la recomendaba permanentemente. Mientras reflexionaba sobre estas cosas, se daba a la tarea de embellecer el espacio de la consulta, haciéndolo con verdadera reverencia y respeto por su tarea. Su mente ya estaba puesta en modo “Tarotista”. Dispuso en un rincón de la sala un jarrón con coloridas…

La chispa que impulsa

El Loco emprende el viaje. Cierra los ojos y sonríe, viéndose a sí mismo como un niño recién nacido, como una hoja en blanco a la espera de las primeras palabras escritas. Da el primer paso movido por un impulso audaz, “fuego interior” lo llama él, que lo invita a transitar los caminos del mundo.

Se despoja de todo, pues nada necesita más que la confianza en sí mismo y la certeza de que ese fuego que lo impulsa a aventurarse lo llevará hacia cosas nuevas, hacia cosas buenas para él. Una cosa es cierta y es que el camino que elige recorrer no es recto ni cómodo, más ¿Quién pudo lograr alguna vez alcanzar sus sueños atravesando un sendero sin riesgos? El Loco cree poder vencer todos los obstáculos, aunque tal vez ni siquiera sea plenamente consciente de ellos. Para él nada más importa que la visión de su sueño y su necesidad de cumplirlo. Mira hacia arriba y ve el sol brillando en el cielo. La brisa acaricia su rostro y la emoción crece en su corazón “¡Hoy es el mejor día de todos!” grita y…

No culpes a nadie

Ejercicio de asociación de Arcanos Mayores del Tarot Rider Waite con el texto de Pablo Neruda “No culpes a nadie”.







La casita del Pasaje Los Arbustos al 200

Entró a la salita luego que una voz desde el interior lo llamara por su nombre. La anciana lo esperaba sentada junto a una mesa redonda con todo dispuesto para la consulta, como siempre. Don Paolo solía visitarla con cierta frecuencia desde hacía varios años, y sin embargo, de la dueña de casa sólo conocía su nombre y su oficio: Doña Germina, bruja. Las artes de doña Germina no se limitaban, en cuanto a adivinación se refiere, solo a la lectura de la borra de té, sino que era muy buena con las cartas. Ese era su fuerte, según ella misma les decía a sus “clientes”. “Mire m’hijo que yo tiro las cartas, pero si uste’ prefiere con la borra también le puedo decir alguito” fue lo que le dijo por teléfono cuando la llamó por primera vez. Doña Germina le hacía acordar a su difunta madre y tal vez por eso - y no tanto por las predicciones – llegaba a la casita del Pasaje Los Arbustos al 200 cada dos o tres meses, siempre con alguna atención para la señora. Sin embargo, ese día no era como cualqui…

El arcón olvidado

Hace tiempo me vi en un sueño huyendo de un peligro. Me seguían y yo corría por mi vida. En ese sueño, desesperada, buscaba donde esconderme. Entraba en una pequeña choza y recorría las habitaciones tratando de encontrar un pequeño hueco o recoveco donde mi pequeña humanidad pudiera resguardarse de quienes me acechaban. Recuerdo que tenía mucho miedo, y sin embargo, no pude evitar prestar atención a unos arcones de varios tamaños que estaban apilados en una de las habitaciones. Quise saber qué había en el más grande, que estaba debajo de todos los otros. Comencé a quitarlos de a uno hasta que llegué finalmente al que quería abrir, ya no importaba el miedo, era más grande mi curiosidad por saber qué había dentro de ese arcón. Recuerdo que lo abrí, pero en ese momento algo me despertó y no pude ver el contenido.

Ese viejo arcón olvidado en una choza de campo contenía secretos que se abrían ante mí, sin duda, para enseñarme algo. ¿Será así? Nunca lo sabré. Y después de tantos años tampoc…