Ir al contenido principal

No culpes a nadie

Ejercicio de asociación de Arcanos Mayores del Tarot Rider Waite con el texto de Pablo Neruda “No culpes a nadie”.
"Nunca te quejes de nadie, ni de nada
porque fundamentalmente
tu has hecho lo que querías en tu vida."

"Acepta la dificultad de edificarte a ti mismo y
el valor de empezar corrigiéndote. El triunfo del
verdadero hombre surge de las cenizas de su error.
Nunca te quejes de tu soledad o de tu suerte,
enfréntala con valor y acéptala. De una manera
u otra es el resultado de tus actos y
prueba que tú siempre has de ganar."

"No te amargues de tu propio fracaso
ni se lo cargues a otro, acéptate ahora
o seguirás justificándote como un niño."
"Recuerda que cualquier momento es bueno
para comenzar y que ninguno
es tan terrible para claudicar."

"No te olvides que la causa del presente es tu pasado
así como la causa de tu futuro será tu presente."

"Aprende de los audaces, de los fuertes, de quien
no acepta situaciones, de quien vivirá a pesar
de todo, piensa en tus problemas,
sin eliminarlos, morirás."

"Aprende a nacer desde el dolor y
a ser más grande que el más grande de los obstáculos,..."

...mírate en el espejo de ti mismo y serás libre y fuerte
y dejarás de ser un títere de las circunstancias
porque tú mismo eres tu destino."

"Levántate y mira el sol por las mañanas y respira
la luz del amanecer. Tu eres parte de la fuerza de
tu vida, ahora despiértate, lucha, camina, decídete
y triunfarás en la vida; nunca pienses en la suerte,
porque la suerte es el pretexto de los fracasados."


Entradas populares de este blog

Ejercicio: tirada de dos cartas

Palabra es poder

“Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar”. --Diógenes de Sìnope
Conocemos bien los refranes “Tenemos dos ojos y una boca para escuchar más y hablar menos”, “A buen entendedor pocas palabras bastan”, “Uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras”. Estas frases nos recuerdan el valor de la prudencia, de saber callar, empequeñeciendo de alguna manera el valor de la palabra. Pienso que es cuando se valora la palabra en toda su ley, cuando se aprecian mucho más los silencios.
La palabra tiene fuerza. Puede golpearse y herirse con ella, pero también traen sanación, como lo atestiguan los curadores “de palabra” que han existido siempre, o las sesiones de Registros Akáshicos, o una lectura de Tarot cuando es aplicada para esos fines. Éstos son espacios colmados de palabras. 
La palabra tiene fuerza espiritual, no llega sola jamás. Hay Espíritu en una palabra, aunque no todos puedan percibirlo, y cuando ese Espíri…

Tirada simple con Tarot de Marsella y oráculo de cristales