Ir al contenido principal

Reflexiones: Lo que hoy me dice La Luna

La Luna, Tarot Quantum
Como un espejo vivo, es el reflejo el que habla. La Luna insiste en la nitidez de sus sentidos: “Es el afuera lo que se desdibuja, no mi interior”, me dice. La percepción de la psiquis despierta para hacerme crear, y bajo la luz lunar las ideas danzan entre luces y sombras. Es el ojo agudo del entrecejo el que puede gobernar en ese instante, si se lo permito, cuando los otros dos no pueden ver. “Sin ver y sin oír es posible también percibir el mundo y verlo a través de un nuevo color”, me repite. Crear.

Bajo la luz lunar uno se pregunta si en la oscuridad nuestra sombra desaparece o se agiganta. En la penumbra, la intuición se hace ineludible y responde. La Luna es ahora un disco plateado que se desploma sobre mí y me permite ver con claridad. Ella canta:


 
“¿No has realizado aún, dulce sirena, aquello que habías soñado? ¿Será que mi presencia te distrae y tus energías se dispersan en el aire? 

¿Será que mi susurro te envuelve en ensueño y mi canto te acuna en confortable arrullo?
Serena y blanca está la superficie del mar y tu, sirena, aún nadas en sus profundidades. 

Sigue creando anhelos! más recuerda que me iré al amanecer 

y entonces tus ensueños perderás, 
si no has despertado antes.”



Entradas populares de este blog

Ejercicio: tirada de dos cartas

Palabra es poder

“Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar”. --Diógenes de Sìnope
Conocemos bien los refranes “Tenemos dos ojos y una boca para escuchar más y hablar menos”, “A buen entendedor pocas palabras bastan”, “Uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras”. Estas frases nos recuerdan el valor de la prudencia, de saber callar, empequeñeciendo de alguna manera el valor de la palabra. Pienso que es cuando se valora la palabra en toda su ley, cuando se aprecian mucho más los silencios.
La palabra tiene fuerza. Puede golpearse y herirse con ella, pero también traen sanación, como lo atestiguan los curadores “de palabra” que han existido siempre, o las sesiones de Registros Akáshicos, o una lectura de Tarot cuando es aplicada para esos fines. Éstos son espacios colmados de palabras. 
La palabra tiene fuerza espiritual, no llega sola jamás. Hay Espíritu en una palabra, aunque no todos puedan percibirlo, y cuando ese Espíri…

Tirada simple con Tarot de Marsella y oráculo de cristales