Ir al contenido principal

La Torre: El golpe divino



Reflexiones: Lo que hoy me dice La Torre



La Torre alude a que en la negación se esconde la soberbia de verse por encima de los ciclos.


El miedo produce la ceguera de no ver más allá de nuestras narices. Los acontecimientos tienen su homólogo en el interior de cada ser porque no son más que un reflejo. Lo que vemos afuera es proyección.


La Torre nos enseña que lo que ha de terminar para el cumplimiento de un ciclo, lo hará; y al mismo tiempo nos muestra qué ocurre cuando no lo aceptamos. Decididamente es una imagen que nos sacude de nuestro espacio de comodidad. No permite que nos instalemos en moradas alejadas de nuestra propia espiritualidad, nos obliga a avanzar.

Los autores nos recuerdan que los que caen no mueren. El miedo de la Torre no es a la muerte, sino al cambio de paradigmas que nos obliga a reconstruirnos desde cero, a revisar nuestra propia historia y a trazar un nuevo rumbo, más sencillo y compasivo. Contar de nuevo nuestra historia desde una mirada alejada del orgullo, más humilde y modesta, despojada de todo tipo de cargas dolorosas producidas por la negación.

 

Entradas populares de este blog

Ejercicio: tirada de dos cartas

La Rueda: regalo y desafío del 2017

Tirada simple con Tarot de Marsella y oráculo de cristales