Ir al contenido principal

El Emperador: "Estás haciendo lo que hay que hacer?"



El Emperador, Tarot de Marsella - Pablo Robledo.
La energía que mueve El Emperador tiene que ver con ocuparse y con actuar. Él observa su camino recorrido y se reconoce en él. Es una autoestima sustentada por la obra concreta que ha llevado a cabo. Está donde merece en función de lo que ha hecho. Tiene lo que merece o bien está muy cerca de conseguirlo. La carta nos muestra a alguien que asume su poder.

¿Qué nos muestra este espejo? ¿Qué nos genera? El Emperador nos explica que el primer paso para lograr un objetivo es creernos merecedores de ese objetivo. La confianza nace de esa convicción; sin ella, los esfuerzos se diluyen. Pero en el camino del Emperador no hay fórmulas mágicas, sólo trabajo. Poder y responsabilidad son, muy posiblemente, dos caras de una misma moneda. Entonces, él te pregunta: ¿Estás haciendo lo que hay que hacer?

Sé auténtico. Siempre hay un margen de ridículo en todo lo que hacemos. Estamos expuestos a que alguien piense que lo que hacemos, decimos (o creemos!) es ridículo. Siempre habrá personas que cuestionarán si eres o no adecuado para ese puesto. Qué importa? No podemos controlar lo que pasa afuera de nosotros. Ni falta que hace. Vive con eso, ¡o enciérrate en tu miedo! Pero asegúrate de haber elegido bien. Observa qué tan cerca o distante estás de creencias, mandatos o juicios propios o ajenos, todo aporte estéril a tu propósito. El rol que asumimos a veces nos lleva a tomar decisiones tajantes en sentido y buscar espacios más nutritivos para desarrollarnos; porque de no hacerlo, matamos algo valioso.

¿Qué puede ayudarte a tener confianza de estar dando los pasos correctos? Exponer sólo aquello que es tu verdad. Sé auténtico y no temas confrontar. No te prometas a ti mismo panaceas; sólo trabajo interior y fronteras alcanzables. Paso a paso, los resultados llegarán como consecuencia.

Si te ves en este espejo hoy, es tiempo de aceptar que hay una fuerza en ti capaz de lograr todo eso que quieres. Disciplínate y confía en que puedes.

“Hazlo. Y si tienes miedo, hazlo con miedo!” (*)


(*) Desconozco el autor de esta frase.

Entradas populares de este blog

Ejercicio: tirada de dos cartas

La Rueda: regalo y desafío del 2017

Tirada simple con Tarot de Marsella y oráculo de cristales